ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

STABAT MATER, TODO EL DOLOR DEL MUNDO.

E-mail Imprimir PDF

virgen maria

El dolor más profundo es el que proviene de las entrañas . Solo un hijo puede causarlo,y sólo su muerte puede reabrirlo. Nacer es empezar a sufrir.La mater dolorosa, que diría Zweig en la recreación de  la vida de Nietzsche, como arquetipo universal del dolor más lacerante y eterno. La carne propia deja de existir para recordar la esterilidad eterna y sobrevenida, la inutilidad de nuestra vida y también de nuestra muerte. La muerte de un hijo es la regresión a una fase de pubertad imposible, a una vejez que recuerda a cada arruga la miseria de una vida  a la que no habría nada que agradecer. Un proyecto fallido, un dolor imposible de metabolizar , porque es el dolor antinatura, aquél que invierte el orden de las cosas y que nos recuerda la inutilidad de todo esfuerzo. Ese dolor es el que deja las llagas sin posibilidad de cauterización, purulentas al oxígeno que las oxida y corroe como en un viático imposible.

 

Del bello poema del franciscano Jacopone da Toi surge una de las más bellas formas musicales concebidas. El Stabat Mater es la recreación armónica de todos los dolores del mundo, de toda la miseria de la vida humana, que en cambio, siempre se rehace para seguir la lux aeternam. El poema latino celebra los siete dolores de la Virgen, con posterioridad a la creación del mismo, comienza la música a matizar el sufrimiento que se hace evidente en las parcas palabras. Las secuencias del Stabat mantienen la pureza del dolor, pero lo dotan del consuelo que siempre parece aportar la música,hasta en las situaciones más desesperanzadas. El ritmo del Stabat Mater, como forma musical única, reitera ese sufrimiento que trasciende lo místico y lo degrada,precisamente porque no es el misticismo lo que lleva a la la madre al sufrimiento, sino lo humano, lo fieramente humano, que diría Blas de Otero.

No obstante ser el Stabat Mater una forma literaria que rápidamente se convierte en canon musical ,no se incorpora al rito latino hasta 1727.  Muchos autores han compuesto bajo esta forma excelsa, Pallestrina, Haydn, Rossini y sobre todo Pergolesi han recordado en sus divinas notas el sufrimiento materno, ese  que es consustancial a la mera condición maternal, pero que sufre un giro trágico cuando el fruto es más perecedero que el árbol que lo vio nacer.

Stabat Mater dolorosa
Iuxta crucem lacrimosa,
Dum pendebat filius.
Cuius animam gementem
Contristantem et dolentem
Pertransivit gladius.

 

Recomendamos Stabat Mater Pergolesi

Deutsche Grammophon. ClaudioAbbado.

 

Última actualización el Lunes, 14 de Junio de 2010 10:48  

Asociados


Newsflash

SI BEETHOVEN PUDIERA ESCUCHARME.

RAMON GENER. ED NOW BOOKS

  

 Si "Beethoven pudiera escucharme" de Ramón Gener que hoy traemos a nuestras páginas es un libro de una hermosa simplicidad. Hablar de música clásica y hacerlo de forma amena y cercana es una virtud que hay que saber cultivar a lo largo de las páginas para mantener una equidistancia y un equilibrio necesario entre el didactismo y la amenidad. Gener, especialista en divulgación musical, barítono y enamorado de la música en todas sus expresiones es el perfecto conductor de un libro lleno de peripecias vitales, anécdotas y vivencias que son un regalo para los amantes de la música y para quienes alberguen ilusión por serlo.

Acercarse a la música clásica, perder ese respeto ancestral que existe en nuestra sociedad española es el primer paso para el deleite de un arte que se puede disfrutar cada día de una vida. Gener trata con maestría su pasión por la música y lo hace desde un nivel cercano, ameno casi de amigo. Ese amigo que seguro serviría para acercar la música clásica a quienes aún la ven como algo lejano y aburrido. La música, como todo, puede ser maravillosa, pero puede haber escollos en el camino, Gener con gran sentido del humor analiza los obstáculos que él mismo tuvo que sortear hasta hacer de la música su vida. Ese camino vital, servirá  a muchos para aprender a disfrutar de la esencia de la música que siempre nos aguarda, como la amante fiel. Al fin y al cabo el camino siempre cuenta aunque Itaca nos pueda quedar lejos