ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

GURIDI. CUARTETOS DE CUERDA

E-mail Imprimir PDF

CUARTETO BRETON

Foto wordpress. Bajo permiso Cuarteto Breton 

 GURIDI EN MANOS DEL CUARTETO BRETON

Resulta interesante ver, no sin orgullo, cómo la música española se programa y se graba, se vende y se escucha. En este proceso la labor de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, que sin pretensiones ni estridencias -no se erige como nacional de ningún sitio (en España orquesta nacional solo hay una)- ha programado y programa música nuestra. Como criatura hermosa, el Cuarteto Bretón nació de entre tres miembros de dicha Orquesta, con una vocación clara de interpretar partituras excelentes de nuestros compositores, que desde luego necesitan del apoyo discográfico que tradicionalmente se les había negado.

El Cuarteto Bretón (Anne Marie North, Iván Martín, John Stokes y Antonio Cárdenas) ha publicado los dos cuartetos del bilbaíno Jesús Guridi (1886-1961), obras escritas entre 1933 y 1949. El sello Naxos acoge esta gran obra interpretada, como siempre con la exquisitez que siempre emana de los soberbios músicos que integran el Cuarteto.

Gran orgullo para nuestra publicación ver que fuimos pioneros en la reseña de esta excelente formación hace ya diez años, tiempo, en el que el Bretón se ha instalado, sin duda, en lo más alto de la interpretación camerística española.

 

 

Última actualización el Sábado, 21 de Septiembre de 2013 09:47  

Asociados


Newsflash

zweig

 Friederike ZWEIG

DESTELLOS DE VIDA MEMORIAS

Ed Papel de Liar

La editorial Papel de Liar está llevando a cabo un trabajo espectacular en la edición de hermosos títulos escogidos. Uno de ellos, es este destello de vida, de la vida de Friederike Zweig, primera mujer del gran Stefan Zweig y testigo de primer orden de su existencia. Extraordinario interés tiene este libro que no sólo se limita a la percepción que Friederike tuvo de su esposo y su azarosa vida, sino también  un testimonio de primer orden sobre aquel mundo de la Viena finisecular que constituyó el mundo de ayer, cuya nostalgia empujó a uno de los mejores escritores del siglo pasado a buscar la dosis de Veronal que lo liberara de la cárcel del nuevo mundo, allá en Petropolis.