ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

¿TE ACUERDAS?

E-mail Imprimir PDF

chambers

DANIEL LOPEZ FIDALGO

¿Te acuerdas Paul de aquellas tardes en Detroit? Aquellos días en los que pensabas que lo tuyo era el saxo. Cuando pensabas que un muchacho como tú debía dedicarse a soplar y soplar hinchando mofletes. Si estaba claro que no te gustaba…, no sé cómo tardaste tanto en darte cuenta de que lo tuyo era la cuerda. Si es que la cuerda también le presta al jazz lo que necesita, y tú empecinado como siempre en seguir por donde no te había llamado nadie. Menos mal que al oir a Kenny Burrell acabaste de entender que la cuerda es la delicadeza que tu espíritu inquieto necesitaba. Hay caminos tortuosos pero te diste cuenta a tiempo. No nos pasa a todos Paul. Acuérdate de muchos de tus amigos de Pensilvania. Qué cantidad de talento desaprovechado. ¿Hay algo más triste? ..Bien sabes que no.

¿Te acuerdas de Nueva York? De cómo sentiste la verdadera llamada del jazz, de cómo el bajo fue tu vida.  El bajo era otra cosa ¿eh? Como sentir su inmensidad sobrecogedora, cómo innovaste usando el  arco frotado y dominando el pizzicato. Siempre te gustó improvisar lo justo, no te gustaba ser protagonista, pero cuando lo hacías, ah, cuando lo hacías se paraba el mundo.  ¿Recuerdas las caras de aquellas mujeres que bajaban de Harlem solo para verte? Amigo eras el rey, el amo.  Cuando se callaba Kenny, no había quien le hiciera callar, y te dejaban sólo, con el foco dirigido a tus dedos,  aquellas muchachas lo habrían dado todo por seguirte. Tus manos rezumaban resina, tu mano izquierda no paraba de subir y bajar, sin sentir el cansancio, tu mano derecha se olvidaba del esparadrapo con el que las protegías y resonaban  vibratos imposibles.

  Cómo sentiste el Hard Bop. La verdad es que nunca pensé que te diera tan fuerte amigo.  Luego conociste a Sonny. ¡Qué tio! Era impresionante verle con toda esa envergadura desplegada sobre su saxo, qué potencia de otro mundo. Supiste entenderle, y juntos sonabais como nadie. Ya hay que ser bueno para liderar una sesión con esos tios. Coltrane, Rollins, y ahí estabas tú un tímido muchacho de  Pittsburgh ( que feo es Pittsburgh) liderando una sesión con esos extraterrestres, sin ablandarte una pizca. Nunca me sorprendiste demasiado, siempre creí  en ti lo que pasa es que no me imaginaba que llegarías tan lejos. El bajo y tú triunfasteis juntos. Nada  de rítmica ¿eh? El bajo como protagonista y los demás que se callen un poco, que ya está bien de estar ahí detrás como de espectador. Tu delante, con la cabeza bien alta, que te vea todo el mundo.

 

 

 

Asociados


Newsflash

Mark Evan Bonds. La música como pensamiento. Ed Acantilado

  La evolución de la concepción musical, de la escucha, de las formas desde el siglo XVIII en adelante es el punto de partida de un ensayo que aúna la historia de la música con la observación filosófica y emocional de la misma. El libro de Mark Evan Bonds es un extraordinario compendio de historia del entendimiento, de los modos  en que la escucha musical ha ido tomando forma hasta conformar el estado actual. La evolución del concepto de belleza en la música, lo que Rohmer entendió como la "profundidad de la música", las diferentes formas de acercamiento a la música como arte inmediato,  son estudiadas por Evan Bond desde una perspectiva histórica y filosófica de forma ejemplarmente preclara, sin aditamentos ni muestras de erudición innecesaria. La obra es pulcra, enormemente precisa.

Kant entendía que no existía en la escucha de la música sin voz más que puro deleite, ocio, placer. La música cantada, la voz humana como el más perfecto instrumento de la creación, que decía Mozart, deja paso al concepto puramente sinfónico. La sinfonía y su evolución marcan los modos de acercamiento a la música de la sociedad europea a partir del XVIII. Haydn, Mozart y Beethoven suponen la triada que empuja hacia los nuevos conceptos a una sociedad que ve cómo la música evoluciona, como lo hace todo lo demás; los modos de ayer ya no son los de hoy, y se preconiza ya, lo que vendrá de forma inmediata.

El libro es un documento certero y prolijo, un análisis ético y estético de la evolución musical en los tres últimos siglos, un libro que permite el acercamiento a la evolución musical y a los gustos de la sociedad europea desde una perspectiva historicista y filosófica donde importa tanto el cómo como el porqué.

El texto, cuidadamente editado por Acantilado, es de un enorme interés no sólo para los melómanos, sino para todo aquel que desee acercarse al acervo cultural europeo desde una doble perspectiva.