ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

EL TEATRO REAL LLEVA LA MUSICA AL CENTRO PENITENCIARIO DE SOTO DEL REAL

E-mail Imprimir PDF
Madrid, 2 de marzo de 2010.- El Teatro Real de Madrid, a través de su Proyecto Social, llevará música y humor a uno de los espacios donde más necesidad hay de saborear estas mieles: el centro penitenciario Madrid V en Soto del Real. Será al filo del mediodía del viernes 5 de marzo con la presentación, en el salón de actos de dicha cárcel, del celebrado espectáculo PaGAGnini, coproducido por la compañía de teatro Yllana y el violinista Ara Malikian, que ofrecerán la actuación a los internos de forma generosa.

La obra, que cuenta con la puesta en escena de  David Ottone y Juan Francisco Ramos, reúne en un mismo plano la música con mayúsculas y el genio y la locura teatrales de Yllana. A través del virtuosismo de cuatro grandes músicos, Eduardo Ortega, Gartxot Ortiz y Fernando Clemente, todos ellos capitaneados por el maestro Ara Malikian, PaGAGnini repasa algunos momentos cumbre de la música clásica fusionados con especial destreza con otros estilos musicales, y consiguiendo de esta manera un hilarante y prodigioso Des-Concierto.

Esta presentación forma parte de las actividades programadas por el Teatro Real en centros penitenciarios (tras la firma en marzo de 2008 de un convenio de colaboración con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias),  recientemente galardonadas con la Medalla de Plata al Mérito Penitenciario.

 

 

 

Última actualización el Martes, 02 de Marzo de 2010 16:24  

Asociados


Newsflash

giacometti

 Los hermanos Giacometti. James Lord. Ed Elba

 La editorial Elba posee el gusto de la elegancia en sus ediciones, con títulos como el que traemos hoy a Confutatis. La figura de James Lord, controvertida en ocasiones, es esencial en el entendimiento de la cara oculta del comercio artístico. El encuentro de Lord con Giacometti en 1952 le une al genial artista hasta el final de su vida. El contacto somero al principio se va llenando de sinceridad hasta dotar la relación de mil intrincados matices. La obra de Lord es una semblanza no solo de Alberto sino también de esa otra figura esencial en la vida de genio: su hermano Diego.  

Giacometti es caos y cosmos, arte y destrucción, todo y nada dentro de un nihilismo que la hace dar el salto aristocrático que implica siempre abrazar la desnudez del fracaso. No busca el éxito, y tampoco lo entiende, no cree en él, ni tampoco en la compañía en el arte. Alberto se centra en la creación, y en la soledad. Lord se convierte en testigo de la creación, de las dudas y las certezas de Alberto sobre la vida y la muerte. Giacometti trata de no discernir entre el arte y su comprensión, se deja llevar si esperar jamás el éxito, su mirada disecciona la realidad hasta crear un arte fácilmente reconocible, único, imperecedero. Lord entresaca los matices de la obra del genio, y con espíritu hagiográfico trata de mostrar la versión de una vida que revolucionó para siempre la historia del arte moderno.