ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

NOVEDADES TEATRO REAL

E-mail Imprimir PDF

Madrid, 13 de mayo de 2010 – Entre los días 16 y 28 de mayo el Teatro Real presentará una nueva producción de L’incoronazione di Poppea de Claudio Monteverdi (1567-1643), culminando así su proyecto, iniciado hace dos temporadas, de ofrecer las tres óperas que se conservan de este gran compositor interpretadas por el mismo equipo artístico: William Christie al frente de Les Arts Florissants y Pier Luigi Pizzi como responsable de la puesta en escena, escenografía y figurines.

Después de L’Orfeo (mayo de 2008) y de Il ritorno d’Ulisse in patria (abril de 2009), en la que los dioses son los propulsores de la trama, se ofrecerá ahora L’incoronazione di Poppea, obra maestra de Monteverdi escrita a los 75 años de edad, en que por primera vez se abandonan los temas mitológicos para abordar un drama histórico lleno de pasiones exacerbadas y sanguinarias luchas por el poder, tratadas con asombrosa naturalidad, pinceladas de humor y disimulado desencanto.

En esta ópera, considerada una de las más eróticas del siglo XVII, ningún personaje se salva de las intrigas, maquinaciones y vicios del imperio romano, expresando sus sentimientos más puros, sus veleidades, sus delirios o su furor con el increíble poder evocador y enfático de la música de Monteverdi, que nace del excelente libreto de Giovanni Francesco Busenello.

El compositor prescinde del coro, de las danzas y de la fragmentación del discurso musical entre las varias secciones (recitativos, arias, ariosos, canciones, ensembles, etc.), optando por un genial continuum vocale, que exalta la melodía cantada y transita de una a otra de estas secciones con sutil agilidad.

En el Teatro Real un reducido y selecto grupo de 34 músicos se encargarán de la interpretación musical de L’incoronazione di Poppea: 17 cantantes solistas y  17 instrumentistas de Les Arts Florissants, agrupación que este año celebra su 30 aniversario, siempre bajo la égida de su fundador y director William Christie, que además de dirigir la ópera toca el clave, el órgano y el regal.

Un cuarteto protagonista de excelentes, jóvenes y bellos solistas ― Danielle De Niese, (Poppea), Philippe Jaroussky (Nerone), Anna Bonitatibus (Ottavia) y Max Emanuel Cencic (Ottone)― encabeza un reparto de lujo, compuesto por cantantes muy familiarizados con las exigencias estilísticas e interpretativas de la música antigua.

Última actualización el Viernes, 14 de Mayo de 2010 11:26  

Asociados


Newsflash

kaadish

 

KADISH POR MAHLER ARNOLDO LIBERMAN

SEFARAD

 

Es difícil reseñar el libro de un amigo porque uno cae en las redes de la sospecha, bien es cierto que si el amigo es Arnoldo Liberman toda sospecha se disipa, ya que el bueno de Arnoldo no necesita amigos que reseñen sus libros porque somos sus amigos los que buscamos a sus libros y no a la inversa. En esta ocasión entona un Kadish por Mahler; si supiera Mahler lo mucho que le debe a Arnoldo, le compondría una Canción para un compañero de viaje. Arnoldo describe como siempre ese hito vital que es para él, y para muchos de nosotros, la Viena finisecular. Ese entorno del fin del mundo ese “Austria Erit in Orbe ultima” ese barranco al abismo en el que existió Mahler, ese triple apátrida, ese mundo de última cultura que esperó a los bárbaros, cuando estos ya le habían hecho a Zweig dudar de la vida. Arnoldo preciso y precioso como siempre, con su pureza cristalina y límpida, profunda y sincera como una Canción a un niño muerto.