ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Libros Libros STEFAN ZWEIG, CUMBRE APAGADA

STEFAN ZWEIG, CUMBRE APAGADA

E-mail Imprimir PDF

CUMBRE  APAGADA

Stefan Zweig Cumbre Apagada de Benjamin Jarnes Ed Qualea. De entre los muchos libros que se han escrito sobre Stefan Zweig este que nos ocupa es una opción intimista y fecunda sobre la azarosa vida del autor de “El mundo de ayer”.

Ese mundo, ese fin de época que marca a Zweig de forma indeleble le sirve al autor para matizar su propia vida al abrigo de la siempre alargada sombra de una época que ya no será jamás. La vida de Zweig evoluciona con los tiempos hasta el luctuoso momento de Petrópolis en el que el veronal permite la huida del gran Zweig y su esposa Lotte de este valle de lágrimas. El libro no abusa de los datos biográficos, que ya son bien conocidos por todos los estudiosos del autor, sino que permite al amparo de la biografía esbozada, recrear por el lector esa ansia de justicia eterna y de avance generacional que tanto atormentó a Zweig. Los hitos en su vida personal van marcando la evolución y crisis de la sociedad mundial, que a él le permiten la catarsis casi mística que le proporciona el suicidio, pero que al mundo le deja huérfano de una de las mentes más preclaras y prosas precisas del pasado siglo.

 

 

 

Asociados


Newsflash

Esclavos De La Soledad

Con el buen hacer de Galaxia Gutenberg, en una edición impecable tenemos ante nosotros una joya de la novela inglesa.

Un ejercicio de intimismo inquietante. Una novela de guerra pero sin guerra, de sensaciones, de la claustrofobia que destilan los personajes solo por estar juntos en una pensión que es la atmósfera que oprime mas que la propia guerra. Un Londres mísero, deprimido que perfila los personajes de una trama en la que la psicología de cada uno de los miembros es arquetipo universal de quienes forjan la propia contienda. Unos personajes que viven el desarraigo de estar donde no deben y donde no quieren. ¿Hay peor sensación? El encierro por culpa de una guerra , que aunque cercana, queda lo suficientemente lejos de las paredes de la pensión como para servir de motivación a la estancia en un lugar que es el microcosmos indeseado pero tan real como una vida desprovista de esperanza.

Galaxia Gutenberg