ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Discos Discos TRIO ARBÓS PLAY IT AGAIN

TRIO ARBÓS PLAY IT AGAIN

E-mail Imprimir PDF

trio arbos

El Trio Arbós-Madrid 1996- ( Miguel Borrego, violin, Jose Miguel Gómez, cello, Juan Carlos Garbayo, piano) vuelve a a obsequiarnos con un trabajo excelente. Play it again irrumpe en el panorama discográfico como una obra de consideración que permite el acercamiento del público a una música contemporánea hermosa, que nada tiene que ver con proyectos extraños a los que desafortunadamente nos están empezando a acostumbrar.

 Obras de Bunch, Mozetich, Grundman; Kats-Chernin, Paul Schoenfield y Chick Corea, todos ellos autores vivos. Un trabado redondo , un disco grabado con el gusto que carateriza al Trio Arbós, planteado como un concierto en vivo , sin solución de continuidad, tonos evocadores de clasicismo, otros tienen una veta de jazz,de ragtime, otros nos ubican en la música del más puro estilo Banda sonora, ecos de Williams, e incluso pop o country parecen sonar. Un disco bien armado, arriesgado en su concepto pero con la marca de calidad que a todo su trabajo imprime el Trio Arbós y el sello Non Profit Music.

Recomendamos este disco a todo el que quiera adentrarse en algo nuevo, en la musica contemporánea sin el menor recelo ni temor, este disco lleva el marchamo de la garantia de sus intérpretes, ninguna pieza dejará de gustarles.

Última actualización el Domingo, 20 de Mayo de 2012 10:03  

Asociados


Newsflash

kaadish

 

KADISH POR MAHLER ARNOLDO LIBERMAN

SEFARAD

 

Es difícil reseñar el libro de un amigo porque uno cae en las redes de la sospecha, bien es cierto que si el amigo es Arnoldo Liberman toda sospecha se disipa, ya que el bueno de Arnoldo no necesita amigos que reseñen sus libros porque somos sus amigos los que buscamos a sus libros y no a la inversa. En esta ocasión entona un Kadish por Mahler; si supiera Mahler lo mucho que le debe a Arnoldo, le compondría una Canción para un compañero de viaje. Arnoldo describe como siempre ese hito vital que es para él, y para muchos de nosotros, la Viena finisecular. Ese entorno del fin del mundo ese “Austria Erit in Orbe ultima” ese barranco al abismo en el que existió Mahler, ese triple apátrida, ese mundo de última cultura que esperó a los bárbaros, cuando estos ya le habían hecho a Zweig dudar de la vida. Arnoldo preciso y precioso como siempre, con su pureza cristalina y límpida, profunda y sincera como una Canción a un niño muerto.