ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Discos Discos BRAHMS Y HELENE GRIMAUD

BRAHMS Y HELENE GRIMAUD

E-mail Imprimir PDF

helene grimaud

 

Vuelve repuesta Helene Grimaud, con energías renovadas en una magnífica grabación de los Conciertos para piano 1 y 2 de Brahms, que acaba de publicar en el sello Deutsche Grammophon. La grabación se ha realizado bajo la dirección del director letón Andris Nelsons, con la Symphonierorchester des Bayerischen Rundfunks, el Primer Concierto y con la Filarmónica de Viena el Segundo Concierto, en la Musikverein de la capital austríaca.

Una interpretación que la pianista francesa ha madurado desde hace tiempo. Hace dos años en Berlin ya nos comentó el proyecto que ahora ve la luz en una impecable grabación, como todas las del sello amarillo. Helene pone lo mejor de sus dotes interpretativas al servicio de Brahms, de sus dos bellísimos conciertos llevando a cabo una interpretación llena de gusto, y sensibilidad. El acompañamiento no puede ser mejor y la edición del disco, impecable, hará disfrutar a los melómanos con uno de esos discos que merece la pena comprar y guardar cuidadosamente. Grimaud despliega gran energía en el concierto número 1, siempre exigente, para dotar al segundo de esa impronta de belleza sonora con la que la pianista adereza siempre sus interpretaciones.

 

 
Última actualización el Sábado, 16 de Noviembre de 2013 08:05  

Asociados


Newsflash

memento vivere

NO TE OLVIDES DE VIVIR

GOETHE Y LATRADICION DE LOS EJERCICIOS ESPIRITUALES. Ed.Siruela.

Siruela presenta un trabajo impecable. Pierre Hadot nos traslada a la visión goethiana de la vida. Tenerla presente, eso es lo importante. La vida es lo único que importa, decía Lorca “Lo que mas me importa es vivir”. Esa vida, la constancia del momento presente que recreó el propio Goethe de manera tan hermosa en Fausto: “Detente instante, eres tan bello”. La vida hoy incardinada en los postulados epicureístas, entroncar con Marco Aurelio es el presupuesto del “memento vivere”, acuérdate de vivir como la otra cara de la moneda del memento mori latino, acuerdate de morir “recuerda que eres mortal” como se les susurraba a los emperadores en su iter laureado sobre pétalos de rosa, como recuerdan también los monjes de la Gran Trapa cavando cada día la fosa que albergará sus cuerpos cuando la muerte habite.