ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Artículos Artículos THE CHOPIN PROJECT

THE CHOPIN PROJECT

E-mail Imprimir PDF

CHOPIN PROJECT

 Hace poco tiempo traíamos a nuestra páginas el nuevo disco de Alice Sara Ott y dedicábamos nuestra portada a Olafur Arnalds y su callada música. Pues bien, en esta ocasión y de la simbiosis perfecta entre ambos estilos aparece editado por Deutsche Grammophon, este disco que es una delicia de principio a fin. The Chopin Project, en la línea de re-composiciones cuyo mascarón de proa es Max Richter,es un disco perfecto, redondo o cuadrado, como se prefiera.

 Chopin sirve de hilo argumental para el desarrollo de ese minimalismo hermoso e íntimo, de ese ambiente de introspección que siempre propone Olafur Arnalds. El disco ha sido grabado con diferentes clases de pianos, con instrumentos vintage para crear esa atmósfera íntima sobre la sólida base de las partituras de Chopin. Arnalds, partiendo del genio polaco, da una vuelta más, como hiciera Richter con Vivaldi, para presentar un producto respetuoso con el maestro que lo inspira y dotado de una mayestática belleza, etérea y casi ultraterrena.

 Alice sara Ott , la excelsa pianista germano japonesa se sitúa al frente de proyectos magníficos en los últimos tiempos, y sigue en una línea muy original, dotando a su carrera de un interés reforzado que la ubica en un sector diferente. Como ya hiciera en su reciente unión musical con Francesco Tristano , este nuevo proyecto marca diferencias. Este proyecto cuaja un disco maravilloso, digno de toda recomendación a los programadores, este tipo de música que hunde raíces en el repertorio clásico pero que evoluciona hacia una música delicada y moderna en su concepto, puede y debe ser reclamo para animar a la juventud española a acudir sin miedo a los auditorios de música clásica y regenerar el tejido social para crear un público moderno que vaya tomando posiciones y disfrute de la música más elevada, tal como ya sucede en países de nuestro entorno.  

 

Asociados


Newsflash

kavafis

 Conocido y estudiado siempre por su poesía, las prosas de Cavafis son en sí un complemento magnífico para el conocimiento de la personalidad del autor, de su tiempo y de esa Alejandría siempre mítica que camina en la historia,  siendo cruce de caminos entre oriente y occidente, entre lo árabe y lo griego, entre el ser y la nada.

 

Kavafis eterno, sus prosas no tienen desde luego el interés de su producción poética; algunos textos, meros diarios, otros, impresiones que no conforman un cuerpo definido en su producción literaria. Pero esas prosas recopiladas por Tecnos-Alianza, son el aderezo imprescindible para la comprensión de la personalidad de un autor que cabalga entre dos mundos: lo clásico, que se reviste siempre de esa melancolía que conforma un modo de acercarse a lo arcano; y lo moderno, con esos tiempos que cambian constantemente aniquilando el mundo de ayer, que recreó Zweig con idéntica melancolía. Los textos, son una amalgama de impresiones, exposiciones, teorías, y esa curiosa obsesión cavafiana por las medidas térmicas. Margarite Yourcenar ya lo hizo notar en su "A beneficio de inventario", Cavafis adora las temperaturas y demás mediciones. Hacer constar la edad de su protagonista, los grados al comenzar el día, al atardecer, a todas horas, dotan a los textos de veracidad meteorológica, no exenta de simpatía; de realidad extrema. Lejos de la anécdota, las prosas ayudan a ubicar con extrema exactitud a Cavafis, en su mundo, en su eterna circunstancia, siempre cambiante, en sus estados de ánimo pero inmutable en su realidad;  nos permiten ver su vida más allá de la Rue Lepsius, conforman la realidad privativa de un hombre que a veces se nos puede diluir entre los textos de Forster o Durrell. Cavafis, el alejandrino, el griego, el inglés, todo a un tiempo son estas prosas, ejemplarmente recopiladas.