ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Artículos Artículos GRIMAUD Y SUS PERSPECTIVAS

GRIMAUD Y SUS PERSPECTIVAS

E-mail Imprimir PDF

Nuevo disco de Helene Grimaud en el sello amarillo, esta vez lleno de perspectivas. La mirada adelante pero de reojo mirando ya hacia atrás en una carrera dilatada y llena de éxitos. Grimaud habiendo superado escollos vitales, presenta un nuevo trabajo con parte de sus partituras favoritas. Llena de matices y sensibilidad sus interpretaciones mas notables en un disco que forma parte de lo mejor de sus últimos trabajos sin ningún género de duda. Bach, Debussy, Mozart, Beethoven, Bartok reunidos en las sensibles manos de esta pianista que acaricia un modo interpretativo que complementa la fuerza vigorosa de otros grandes divos del piano. Grimaud sigue atrayendo a un público fiel, y sobre todo a un público joven lo que es una noticia de elevadas proporciones; la renovación generacional en los auditorios y en la escucha de la música clasica es algo que conlleva presupuestos estéticos que Grimaud cumple, y su sello lo sabe. Es época de compendios, de discos que combinan piezas de furza expresiva con otras mas delicadas y melancólicas y en este tránsito Grimaud se sitúa con maestría con trabajos elegantes como el que recomendamos

Última actualización el Lunes, 17 de Julio de 2017 16:32  

Asociados


Newsflash

giacometti

 Los hermanos Giacometti. James Lord. Ed Elba

 La editorial Elba posee el gusto de la elegancia en sus ediciones, con títulos como el que traemos hoy a Confutatis. La figura de James Lord, controvertida en ocasiones, es esencial en el entendimiento de la cara oculta del comercio artístico. El encuentro de Lord con Giacometti en 1952 le une al genial artista hasta el final de su vida. El contacto somero al principio se va llenando de sinceridad hasta dotar la relación de mil intrincados matices. La obra de Lord es una semblanza no solo de Alberto sino también de esa otra figura esencial en la vida de genio: su hermano Diego.  

Giacometti es caos y cosmos, arte y destrucción, todo y nada dentro de un nihilismo que la hace dar el salto aristocrático que implica siempre abrazar la desnudez del fracaso. No busca el éxito, y tampoco lo entiende, no cree en él, ni tampoco en la compañía en el arte. Alberto se centra en la creación, y en la soledad. Lord se convierte en testigo de la creación, de las dudas y las certezas de Alberto sobre la vida y la muerte. Giacometti trata de no discernir entre el arte y su comprensión, se deja llevar si esperar jamás el éxito, su mirada disecciona la realidad hasta crear un arte fácilmente reconocible, único, imperecedero. Lord entresaca los matices de la obra del genio, y con espíritu hagiográfico trata de mostrar la versión de una vida que revolucionó para siempre la historia del arte moderno.