ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home

EL SEÑOR DEL PIANO: MAURIZIO POLLINI. CONCIERTO DE MADRID

E-mail Imprimir PDF

 

 De la mano de Fundación Scherzo llegó a Madrid (único concierto en España)  el gran Maurizio Pollini. Al tiempo de la presentación de su nuevo disco presentó un programa de su gusto y especialidad:  Chopin, Debussy.

 Pollini es un pianista que aúna las virtudes de los grandes pianistas europeos, con una sobriedad exquisita que se mantiene indemne con el paso de los años. Rubinstein elogio su técnica en su primera juventud y el encuentro en Bolzano con Arturo Benedetti Michelangeli matizó todas esas virtudes para la consecución de una técnica clásica interpretativa que le mantiene en su venerable edad en lo más alto. Pollini es un intérprete de una hondura y profundidad, que en nuestra modesta opinión solo defienden en la actualidad los pianistas del acervo europeo como Zimerman o Kissin. Pollini no concede un solo gesto superfluo, no hace una sola ostentación de adorno, solo piensa en la partitura con sus dedos cercanos al teclado, basando su fuerza en el tercer dedo equilibrando la pulsación de una forma magistral, heredero directo de Rubinstein. Nos gusta tanto Pollini, porque su sonido es de una limpieza y una claridad incomparable. Fanático de la afinación, sabido es que viaja siempre con su propio piano, su Steinway que queda en manos de Fabbrini, a buen recaudo aclimatándose desde el día antes a las condiciones de humedad de la sala y retocado en su afinación limpia y tímbricamente bien distinta a los modos actuales. El repertorio de Pollini ha sido siempre ecléctico, es quizás el pianista de corte clásico de la vieja escuela que mas incursiones hizo en la modernidad conceptual. Luigi Nono, Stockhausen fueron objeto de su estudio, y Chopin y Debussy el sitio seguro que tanta gloria le ha dado. El concierto de Madrid, tal vez no sea posible verle más, fue una síntesis de sus mejores virtudes interpretativas, Chopin la primera parte y Debussy la segunda fueron regalo para los oídos, un regalo interpretativo de primer orden. Una sobriedad espartana acompañado de un sentido y un gusto realmente excepcionales. Un intérprete legendario, único e irrepetible.

Nuestro agradecimiento a Fundacion Scherzo 

 

Asociados


Newsflash

kavafis

 Conocido y estudiado siempre por su poesía, las prosas de Cavafis son en sí un complemento magnífico para el conocimiento de la personalidad del autor, de su tiempo y de esa Alejandría siempre mítica que camina en la historia,  siendo cruce de caminos entre oriente y occidente, entre lo árabe y lo griego, entre el ser y la nada.

 

Kavafis eterno, sus prosas no tienen desde luego el interés de su producción poética; algunos textos, meros diarios, otros, impresiones que no conforman un cuerpo definido en su producción literaria. Pero esas prosas recopiladas por Tecnos-Alianza, son el aderezo imprescindible para la comprensión de la personalidad de un autor que cabalga entre dos mundos: lo clásico, que se reviste siempre de esa melancolía que conforma un modo de acercarse a lo arcano; y lo moderno, con esos tiempos que cambian constantemente aniquilando el mundo de ayer, que recreó Zweig con idéntica melancolía. Los textos, son una amalgama de impresiones, exposiciones, teorías, y esa curiosa obsesión cavafiana por las medidas térmicas. Margarite Yourcenar ya lo hizo notar en su "A beneficio de inventario", Cavafis adora las temperaturas y demás mediciones. Hacer constar la edad de su protagonista, los grados al comenzar el día, al atardecer, a todas horas, dotan a los textos de veracidad meteorológica, no exenta de simpatía; de realidad extrema. Lejos de la anécdota, las prosas ayudan a ubicar con extrema exactitud a Cavafis, en su mundo, en su eterna circunstancia, siempre cambiante, en sus estados de ánimo pero inmutable en su realidad;  nos permiten ver su vida más allá de la Rue Lepsius, conforman la realidad privativa de un hombre que a veces se nos puede diluir entre los textos de Forster o Durrell. Cavafis, el alejandrino, el griego, el inglés, todo a un tiempo son estas prosas, ejemplarmente recopiladas.