ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Jazz Jazz ENTREVISTA A NONO GARCÍA/ SECCION JAZZ

ENTREVISTA A NONO GARCÍA/ SECCION JAZZ

E-mail Imprimir PDF

nono

 

 Entrevista a Nono García

Anabel G. Fernández

Su nuevo disco Al filo de la medianoche es un homenaje a los sentidos que parece tener los aires de mar y tierra adentro ¿cómo surge el proyecto?

Estas canciones se quedaban en mi cabeza y no tuve más remedio que sacarlas fuera adaptándolas y las grabé en este disco. Fue una necesidad de comunicación y una afán universalista que me rondaban . Los temas ya existían pero transformarlos supone amarlos, escudriñarlos  y disfrutarlos más.

¿Cómo percibe con la perspectiva de los años su madurez como artista?

Prefiero que esa perspectiva la vean los demás y quedarme con el primer impulso que me metió en este mundo, así nunca me faltaran las ganas de seguir adelante.

Como decía Tito Puente, el jazz es como una coca cola, se puede mezclar con todo, ¿Qué idea tiene de la fusión, que corrientes de jazz le agrada en mayor medida fusionar con el flamenco?

 

A mí me gusta más la casera. Yo creo que la música es un dragón de mil cabezas que va alimentándose y creciendo con lo que va pillando por ahí. Lo que se estanca se va a la cueva o al museo. La evolución se produce con el movimiento en todas las disciplinas. Yo particularmente me quedo con la onda del jazz clásico , la bossanova y  otras dos o tres cositas más.

 Realmente el impulso del flamenco en los últimos tiempos creo que tiene mucho que agradecerle precisamente a la fusión ¿ en qué medida cree que el jazz puede ayudar a la expansión del flamenco, cómo ve la interacción entre ambas formas musicales?

El flamenco ya se hizo adulto hace tiempo y no tiene necesidad de fusionarse . Yo creo que esta una decisión personal. Obviamente la sopa de caldo enriquece y poesía eres tu. Lo que ha cambiado es la comunicación, las autopistas de la mente . Los retos son diferentes y es necesario para el viajero saber idiomas. La belleza se queda en el hotel y se mustia. La curiosidad y las ganas deparan agradables sobremesas, nuevas amistades. Por supuesto saber algo de jazz ayuda mucho a la memoria del teléfono.

 En su ya dilatada carrera ha tenido la suerte de trabajar con músicos de la talla de Carlos Cano  o Chano Domínguez por citar sólo a dos. ¿Qué ha aprendido de todos ellos y quien le ha marcado de manera  más evidente en su obra?

Ha sido y es una suerte compartir y departir con tanta gente. Existe el efecto esponja , se aprende de todo el mundo, pero también existe el efecto bayeta. Hay que quedarse con lo positivo de cada persona y tener buena actitud. Nombres un montón, pero quizás me quedo con Platón aunque me haya ido de copas con Descartes. No descarto a nadie.

En su último disco hay una sombra evidente de Thelonius Monk,¿ qué artista de jazz le ha influido de manera más notable?

Monk junto a Louis Amstrong y John Coltrane es uno de los pilares del jazz. También me quedo con Jobim y otros muchos duendes cercanos .

Usted conoce bien las corrientes jazzísticas europeas, no en vano estudió esta forma musical en Bruselas, ¿qué diferencias nota entre el jazz a la europea y el americano?

La corriente que conozco mejor es la del río Barbate desde La Barca de Vejer. Me gusta el café italiano. Hay que mirar en los ojos del prójimo y ver los corales del fondo, no existe el mundo solo las personas y los ángeles que producen su música y estos vuelan más alto que los satélites. Desde ahí no se distingue sus  pasaportes . Se ve claramente la gran Muralla china y las autopistas belgas iluminadas .

¿Cómo percibe el resurgir del jazz en nuestro país y cuál cree que será su futuro?

La ilusión es lo que mantiene el arte vivo. Hay un partido de tenis colectivo. Las ideas circulan y la copa se la gana cada cual en su casa para  seguir atrapando bolos.

Su último disco se presta a grandes sensaciones  con el público en un directo ¿ cuál ha sido su experiencia en la interpretación de este disco?

 Cada concierto es diferente . Compro en diferentes fruterías y hasta que no calo la sandía no se como me va a salir. Creo que hay mucha receptividad de una parte de mi público y es una sensación reconfortante que anima y da calor.

¿Cuáles son sus proyectos inmediatos?

De momento seguir promocionando este último disco y darle forma a dos proyectos para componer música.

Su disco huele  a buen ambiente, a gamba y cerveza fría, acuérdese de nosotros cuando líe una fiesta en su Conil...

 La playa de Conil termina en el Palmar de Vejer pero después empieza el término de Barbate que va desde Zahora a Zahara. Quedemos a tomar cañas y unos pescaítos en mi comarca: La Janda.

  

 

Última actualización el Domingo, 01 de Marzo de 2009 10:23  

Asociados


Newsflash

Mark Evan Bonds. La música como pensamiento. Ed Acantilado

  La evolución de la concepción musical, de la escucha, de las formas desde el siglo XVIII en adelante es el punto de partida de un ensayo que aúna la historia de la música con la observación filosófica y emocional de la misma. El libro de Mark Evan Bonds es un extraordinario compendio de historia del entendimiento, de los modos  en que la escucha musical ha ido tomando forma hasta conformar el estado actual. La evolución del concepto de belleza en la música, lo que Rohmer entendió como la "profundidad de la música", las diferentes formas de acercamiento a la música como arte inmediato,  son estudiadas por Evan Bond desde una perspectiva histórica y filosófica de forma ejemplarmente preclara, sin aditamentos ni muestras de erudición innecesaria. La obra es pulcra, enormemente precisa.

Kant entendía que no existía en la escucha de la música sin voz más que puro deleite, ocio, placer. La música cantada, la voz humana como el más perfecto instrumento de la creación, que decía Mozart, deja paso al concepto puramente sinfónico. La sinfonía y su evolución marcan los modos de acercamiento a la música de la sociedad europea a partir del XVIII. Haydn, Mozart y Beethoven suponen la triada que empuja hacia los nuevos conceptos a una sociedad que ve cómo la música evoluciona, como lo hace todo lo demás; los modos de ayer ya no son los de hoy, y se preconiza ya, lo que vendrá de forma inmediata.

El libro es un documento certero y prolijo, un análisis ético y estético de la evolución musical en los tres últimos siglos, un libro que permite el acercamiento a la evolución musical y a los gustos de la sociedad europea desde una perspectiva historicista y filosófica donde importa tanto el cómo como el porqué.

El texto, cuidadamente editado por Acantilado, es de un enorme interés no sólo para los melómanos, sino para todo aquel que desee acercarse al acervo cultural europeo desde una doble perspectiva.