ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home


FABRIZIO PATERLINI, MUSICA SIN PALABRAS

E-mail Imprimir PDF

 Fabrizio Paterlini se ubica en la senda de la música limpia llena de una sonoridad exquisita que envuelve de forma mágica, sin estridencias, como lo hace el arte verdadero que cala silente, como no queriendo hacerse notar , para dejar su huella imperecedera. En la línea de esa evocación introspectiva, del camino que iniciara Satie, Paterlini es junto a Roberto Cacciapaglia y Ludovico Einaudi uno de los máximos exponentes de esa música inclasificable, que pica de aquí y de allí, que toma un poco de esto y un poco de otra cosa, pero que da como resultado melodías de mayestática simplicidad, bien adornadas con una elegancia interpretativa que está teniendo enorme éxito en los países de nuestro entorno. Menos comercial, que Einaudi, Paterlini, combina la cadencia de un concepto casi jazzístico, con un concepto clásico que dota a su música de una limpieza y sonoridad formidables. 

 Sus trabajos, expuestos de manera brillantes el su disco Live in Bratislava, alternan suaves melodías con obras de mayor profundidad compositiva que recuerdan al primer Glass. Desde un punto de vista conceptual la música de Paterlini abarca un espectro amplio lleno de matices que lo hacen digno de escucha sosegada.

Última actualización el Miércoles, 10 de Agosto de 2016 09:24
 


Página 2 de 14

Asociados


Newsflash

boccherini

 

 

La figura de Luigi Boccherini ha sido injustamente tratada durante un larguísimo período de nuestra historia. Apenas programado durante décadas, poco estudiado en los planes generales de estudios y ensombrecido muchas veces en los conservatorios. En el envés muchas veces de los grandes compositores, sus obras fueron pasadas por alto como si fueran un trasunto de obras mejores, una especie de segunda serie en la composición. La figura de Boccherini es de vital importancia para el entendimiento de la composición española posterior al XVIII, todo lo que vino después se encuentra vinculado al eslabón que Boccherini supuso para nuestra tradición compositiva: la obra de Germain de Rothschild fue interesante punto de partida en la recuperación del autor para la degustación de muchas generaciones.