ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Artículos
Artículos

MUSICA DE ADVIENTO

E-mail Imprimir PDF

anunciacion da vinci

Es tiempo de Adviento, de espera. El tiempo mágico en que se cubren con manto blanco las forestas y tundras,como para presagiar la espera de lo que vendrá. Un tono velado cubre de blanco lo que  será blanco.El triunfo del bien, la redención que se advierte. La que llegará. El panteísmo y Spinoza lo intuyen en cada cosa que nos rodea. Es tiempo de pasear por Viena, de dejarse llevar por una fruta bañada en chocolate, de husmear en el mercadillo del Ayuntamiento, de tomar un Melange caliente tal vez en la mesa en la que Zweig intuía el cambio, o en la que Mahler cambió para siempre, tal vez en el Landmann. Es tiempo de ver Salzburgo a la caida de la tarde, cuando el Salzach respeta el momento y deja bajar sus aguas como en sordina mientras el Tomaselli ebulle con deliciosos pasteles de nata, que Mozart también probó. Es tiempo de coger la bufanda sepultada, y escuchar música de adviento, la de la espera majestuosa que busca el acontecimiento que la marcará indeleble , y para siempre.

Última actualización el Domingo, 28 de Noviembre de 2010 12:11 Leer más...
 

CORREA DE ARAUXO EN SEGOVIA

E-mail Imprimir PDF

catedral de segoviaorgano

V CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE ANTONIO DE CABEZÓN.

Es imposible encontrar mejor escenario para dar cuerpo a las celestiales notas que emanan del prodigioso Correa de Arauxo. El 16 de Octubre tuvo lugar en Segovia un exquisito concierto de órgano, el XIV Concierto  del ciclo, como siempre con el esfuerzo organizativo de la Asociacion Correa de Arauxo. La organista Montserrat Torrent deleitó al numeroso público que disfrutó de una experiencia casi mística al escuchar piezas de Antonio de Cabezon, Antonio Carreira, Pablo Bruna, Juan Cabanilles, Fray Diego de Conceiçao, Padre Antonio Soler y José Blasco de Nebra además del propio Correa de Arauxo. La experiencia de escuchar el restaurado órgano de la catedral en tan magno escenario fue absolutamente incomparable. Montserrat Torrent, una auténtica erudita del órgano, saco los mejores sonidos del ancestral instrumento en una interpretación digna de recuerdo que, un año mas, debemos de agradecer a la Asociacion Correa de Arauxo y a su maravillosa dedicación que merece, desdel uego, un recuerdo en nuestras páginas

Última actualización el Lunes, 08 de Noviembre de 2010 09:21
 

MUSICAS DE ROMA

E-mail Imprimir PDF

roma

(c) Foto Grupo Confutatis

Músicas de Roma

 

 

Con una ligera brisa canicular volvimos en ferragosto, en esos días en que Roma parece evocar la música de Nino Rota para mayor gloria de Fellini, cuando via Veneto parece recordar los días de Excelsior y Cinzano. Las calles depuran la vista del turismo y arrecian esas chicharras aventinas, que advierten al visitante de la osadía de patearlas, pero el Foro, impertérrito, resiste arcano cualquier envite. Las fuentes alegran con el chisporroteo que tanto gustaba a Adriano, el camino hasta la Conciliación. Tosca reverbera tras los  toscos muros de Sant Angelo, y resuena el eco Tiberino de un eterno Te Deum.
Última actualización el Martes, 28 de Septiembre de 2010 16:07 Leer más...
 

GRANDES DIRECTORES. MARIIS JANSONS A SANGRE Y FUEGO

E-mail Imprimir PDF

 

 JANSONS

Foto under permission GHT Europe.

 La vida de Mariis  Jansons fue desde su primer llanto el duro relato de unos párrafos escritos a golpe de cincel en el pétreo  mármol del rigor. Su madre dio a luz en el Ghetto de su ciudad natal, Riga,para evitar su asesinato. Desde entonces el esfuerzo y el sacrificio parecen acompañarle en toda su existencia. La música fue su pasión y su refugio. Sus primeros pasos en su ciudad natal, y sus estudios en san Petesburgo  ponen la base a una carrera que tiene por fundamento la disciplina.

Última actualización el Sábado, 25 de Septiembre de 2010 19:17 Leer más...
 

FARINELLI, LA RENUNCIA DE LA DICHA

E-mail Imprimir PDF

farinelli

Carlo Broschi, Farinelli  como él quiso llamarse adoptando el nombre de un viejo juez, es el mascarón de proa de una serie de niños que se despojaron parte de su vida para entregarla al arte. Los castrati, de reconocido prestigio en la Italia del XVIII y posteriormente en España, suponían la elevación más etérea del arte, la sublimación de toda existencia hasta llegar a un escalón al que nadie podía acceder. Inicialmente entendida la castración como una salida honrosa a una vida que dificilmente podría llegar a buen fin, el preservar la voz infantil para conservarla como en formol, evitando la oxidación del paso del tiempo, a cambio de la renuncia a la esencia del hombre, a la consecución de un afeminamiento orgánico que no biológico, que creo seres únicos,  una especie de tertium genus ad novum. La sociedad napolitana de principios del XVIII oscilaba como en un movimiento pendular perfecto entre la alta nobleza afincada en los palacios pompeyanos, debatiéndose entre el aburrimiento y al amor al arte , y el campesinado más humilde ciego de sol y de sal que apenas encontraba salidas para una prole siempre excesiva. Las pequeñas escolanías y parroquias locales suponían un bello entretenimiento para los muchachos que mostraban dotes. Pero el precio de ese -ars gratia artis- era la posibilidad de la castración para convertir al vástago en un faro que guiara las exiguas economías domésticas. Salir de la aldea, entrar a formar parte de alguna escuela, cantar en el coro, tal vez recibir lecciones de algun gran maestro,  conservar la voz como anclada en una infancia imposble, para después no volver a ser.

Última actualización el Sábado, 25 de Septiembre de 2010 19:17 Leer más...
 


Página 9 de 14

Asociados


Newsflash

giacometti

 Los hermanos Giacometti. James Lord. Ed Elba

 La editorial Elba posee el gusto de la elegancia en sus ediciones, con títulos como el que traemos hoy a Confutatis. La figura de James Lord, controvertida en ocasiones, es esencial en el entendimiento de la cara oculta del comercio artístico. El encuentro de Lord con Giacometti en 1952 le une al genial artista hasta el final de su vida. El contacto somero al principio se va llenando de sinceridad hasta dotar la relación de mil intrincados matices. La obra de Lord es una semblanza no solo de Alberto sino también de esa otra figura esencial en la vida de genio: su hermano Diego.  

Giacometti es caos y cosmos, arte y destrucción, todo y nada dentro de un nihilismo que la hace dar el salto aristocrático que implica siempre abrazar la desnudez del fracaso. No busca el éxito, y tampoco lo entiende, no cree en él, ni tampoco en la compañía en el arte. Alberto se centra en la creación, y en la soledad. Lord se convierte en testigo de la creación, de las dudas y las certezas de Alberto sobre la vida y la muerte. Giacometti trata de no discernir entre el arte y su comprensión, se deja llevar si esperar jamás el éxito, su mirada disecciona la realidad hasta crear un arte fácilmente reconocible, único, imperecedero. Lord entresaca los matices de la obra del genio, y con espíritu hagiográfico trata de mostrar la versión de una vida que revolucionó para siempre la historia del arte moderno.