ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home


BRUNO WALTER, EL GENIO AMABLE

E-mail Imprimir PDF

waletr 

CICLO GRANDES DIRECTORES

BRUNO WALTER EL GENIO AMABLE

    Siempre se ha interpretado la vida de Bruno Walter (Bruno Schlesinger) desde la perspectiva mahleriana. Lo cierto es que Walter, en sus propias palabras, no podría haber entendido su propia vida sin la omnipresencia de Mahler. Su idolatría trascendía el aspecto meramente musical para unir su propio criterio vital con las de su admirado maestro. Bruno Walter comienza muy pronto como no puede ser de otro modo si se aspira a llegar a algo, sus estudios de piano llegando a ser un gran intérprete. La vida le arrima a Mahler y Mahler le arrima a la dirección, a cambiar su apellido y a evolucionar en Austria.

Última actualización el Domingo, 31 de Enero de 2010 19:57 Leer más...
 


Página 11 de 14

Asociados


Newsflash

kavafis

 Conocido y estudiado siempre por su poesía, las prosas de Cavafis son en sí un complemento magnífico para el conocimiento de la personalidad del autor, de su tiempo y de esa Alejandría siempre mítica que camina en la historia,  siendo cruce de caminos entre oriente y occidente, entre lo árabe y lo griego, entre el ser y la nada.

 

Kavafis eterno, sus prosas no tienen desde luego el interés de su producción poética; algunos textos, meros diarios, otros, impresiones que no conforman un cuerpo definido en su producción literaria. Pero esas prosas recopiladas por Tecnos-Alianza, son el aderezo imprescindible para la comprensión de la personalidad de un autor que cabalga entre dos mundos: lo clásico, que se reviste siempre de esa melancolía que conforma un modo de acercarse a lo arcano; y lo moderno, con esos tiempos que cambian constantemente aniquilando el mundo de ayer, que recreó Zweig con idéntica melancolía. Los textos, son una amalgama de impresiones, exposiciones, teorías, y esa curiosa obsesión cavafiana por las medidas térmicas. Margarite Yourcenar ya lo hizo notar en su "A beneficio de inventario", Cavafis adora las temperaturas y demás mediciones. Hacer constar la edad de su protagonista, los grados al comenzar el día, al atardecer, a todas horas, dotan a los textos de veracidad meteorológica, no exenta de simpatía; de realidad extrema. Lejos de la anécdota, las prosas ayudan a ubicar con extrema exactitud a Cavafis, en su mundo, en su eterna circunstancia, siempre cambiante, en sus estados de ánimo pero inmutable en su realidad;  nos permiten ver su vida más allá de la Rue Lepsius, conforman la realidad privativa de un hombre que a veces se nos puede diluir entre los textos de Forster o Durrell. Cavafis, el alejandrino, el griego, el inglés, todo a un tiempo son estas prosas, ejemplarmente recopiladas.