ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Artículos Artículos
Artículos
Filtro     Mostrar # 
# Título del artículo Autor Hits
41 MUSICA DE ADVIENTO DANIEL LOPEZ FIDALGO 4989
42 CORREA DE ARAUXO EN SEGOVIA ANABEL G. FERNANDEZ 2611
43 MUSICAS DE ROMA DANIEL LOPEZ FIDALGO 4365
44 GRANDES DIRECTORES. MARIIS JANSONS A SANGRE Y FUEGO ALVARO FRAILE 2745
45 FARINELLI, LA RENUNCIA DE LA DICHA DANIEL LOPEZ FIDALGO 6040
46 STABAT MATER, TODO EL DOLOR DEL MUNDO. DANIEL LOPEZ FIDALGO 3449
47 GRANDES DIRECTORES. PIERRE BOULEZ ALVARO FRAILE 3053
48 STRADIVARIUS,LO MAS PARECIDO A LA VOZ DE DIOS Enrique Latorre Arnaiz 13033
49 CHOPIN, CENTENARIO JAVIER DE BLAS ESPINOSA 8320
50 YO YO MA EN MADRID. DANIEL LOPEZ FIDALGO 6218
51 BRUNO WALTER, EL GENIO AMABLE ALVARO FRAILE 5118
52 EL PORTENTOSO LANG LANG EN MADRID DANIEL LOPEZ FIDALGO 4504
53 CONFUTATIS EN BERLÍN. HELENE GRIMAUD-FILARMÓNICA DE BERLIN DANIEL LOPEZ FIDALGO 5499
54 GRANDES DIRECTORES: OTTO KLEMPELER ALVARO FRAILE 3068
55 ALFREDO ANAYA, TODA LA PERCUSIÓN REDACCION CONFUTATIS 12372
56 KRAUS, DIEZ AÑOS Joaquín Arbós 2506
57 NIETZSCHE,LA MÚSICA Y LA SENSACIÓN DEL ULTIMO ASIDERO DANIEL LÓPEZ FIDALGO 2980
58 VERANO EN SALZBURGO daniel lopez fidalgo 3503
59 WEST COAST DANIEL LOPEZ FIDALGO 3383
60 ZOLTAN KODALY, ESPÍRITU DE HUNGRÍA PEDRO IGNACIO MARTIN VALBUENA 4033
 
Página 3 de 4

Asociados


Newsflash

zweig

 Friederike ZWEIG

DESTELLOS DE VIDA MEMORIAS

Ed Papel de Liar

La editorial Papel de Liar está llevando a cabo un trabajo espectacular en la edición de hermosos títulos escogidos. Uno de ellos, es este destello de vida, de la vida de Friederike Zweig, primera mujer del gran Stefan Zweig y testigo de primer orden de su existencia. Extraordinario interés tiene este libro que no sólo se limita a la percepción que Friederike tuvo de su esposo y su azarosa vida, sino también  un testimonio de primer orden sobre aquel mundo de la Viena finisecular que constituyó el mundo de ayer, cuya nostalgia empujó a uno de los mejores escritores del siglo pasado a buscar la dosis de Veronal que lo liberara de la cárcel del nuevo mundo, allá en Petropolis.