ConfutatisWeb

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Artículos Artículos
Artículos
Filtro     Mostrar # 
# Título del artículo Autor Hits
41 MUSICA DE ADVIENTO DANIEL LOPEZ FIDALGO 4029
42 CORREA DE ARAUXO EN SEGOVIA ANABEL G. FERNANDEZ 1688
43 MUSICAS DE ROMA DANIEL LOPEZ FIDALGO 3286
44 GRANDES DIRECTORES. MARIIS JANSONS A SANGRE Y FUEGO ALVARO FRAILE 1900
45 FARINELLI, LA RENUNCIA DE LA DICHA DANIEL LOPEZ FIDALGO 4950
46 STABAT MATER, TODO EL DOLOR DEL MUNDO. DANIEL LOPEZ FIDALGO 2531
47 GRANDES DIRECTORES. PIERRE BOULEZ ALVARO FRAILE 2048
48 STRADIVARIUS,LO MAS PARECIDO A LA VOZ DE DIOS Enrique Latorre Arnaiz 11516
49 CHOPIN, CENTENARIO JAVIER DE BLAS ESPINOSA 7209
50 YO YO MA EN MADRID. DANIEL LOPEZ FIDALGO 5027
51 BRUNO WALTER, EL GENIO AMABLE ALVARO FRAILE 3985
52 EL PORTENTOSO LANG LANG EN MADRID DANIEL LOPEZ FIDALGO 3556
53 CONFUTATIS EN BERLÍN. HELENE GRIMAUD-FILARMÓNICA DE BERLIN DANIEL LOPEZ FIDALGO 4400
54 GRANDES DIRECTORES: OTTO KLEMPELER ALVARO FRAILE 2117
55 ALFREDO ANAYA, TODA LA PERCUSIÓN REDACCION CONFUTATIS 8933
56 KRAUS, DIEZ AÑOS Joaquín Arbós 1602
57 NIETZSCHE,LA MÚSICA Y LA SENSACIÓN DEL ULTIMO ASIDERO DANIEL LÓPEZ FIDALGO 2032
58 VERANO EN SALZBURGO daniel lopez fidalgo 2606
59 WEST COAST DANIEL LOPEZ FIDALGO 2477
60 ZOLTAN KODALY, ESPÍRITU DE HUNGRÍA PEDRO IGNACIO MARTIN VALBUENA 3122
 
Página 3 de 4

Asociados


Newsflash

STONER

  

STONER. JOHN WILLIAMS

Editorial Baile del Sol

 

Esta es la historia de un libro bellísimo, de un libro olvidado durante años que no ha tenido el éxito que merece en nuestro país, pero acabará teniéndolo, estamos empeñados en ello. Gracias a editorial Baile del Sol y a su trabajo inteligente podemos disfrutarlo

Stoner es la historia de un hombre común, un hombre vulgar, héroe de su propia cotidianeidad. Un hombre como los de Capra, un hombre como James Stewart, ese americano medio que renuncia a sus sueños fagocitado por la abrumadora presencia de la vida, pre diseñada, que urde sus hilos invisibles como Aracne. Stoner, cuya presencia es una piedra, una losa en cada página del libro es un hombre de Missouri, labrado a la usanza de la vieja América, siempre tan nueva. Medio rural, granja, padres esforzados y favores debidos. Losa de un esfuerzo de la generación precedente con el que uno parece sentirse siempre en deuda;  esa deuda es la losa, el peso que se transporta sobre la espalda. La lucha por la vida en un ideal casi barojiano, la universidad americana, el esfuerzo. Después la vida anodina, la falta de estímulo, la mujer melancólica que distancia del afecto, luego una hija, más tarde los problemas, la persecución del malo, siempre hay un malo en nuestras vidas, Lomax es el malo de Stoner.

El tedium vitae, el envejecimiento prematuro, la vida que se escapa y no hay quien la detenga. No se puede detener la vida. Después el aire fresco, el nuevo impulso vital, la primavera postrera que llena de ilusión los días de amargura como en una libertad condicional bien merecida. Ecos que luego se verán en Coetzee. Stoner acepta con resignada fuerza los avatares intangibles del destino. Stoner es un estoico.

Stoner es un poco Holden Caufield y un poco Hans Castorp. Stoner presta su carne al drama de la existencia, al pasar de las horas que hieren hasta que la última produce, como en el adagio latino, la necesaria consecuencia. Stoner es un libro inmenso en su simplicidad, una historia que nos suena, tal vez la estemos viviendo o la hayamos vivido. Tal vez seamos Lomax, o la señorita Driscoll, o tal vez seamos Stoner.